Sobre nosotros

La Placeta somos Manolo, Jaime y nuestras mascotas: Romo, Flamenca, Clein y Candela, pero sobre todo sois vosotros, nuestros huéspedes, quienes aportáis un trocito de vuestra personalidad y de vuestras experiencias a estos alojamientos tan especiales.

Pórtugos es el pueblo de los abuelos de Jaime, y La Placeta ha sido su casa de vacaciones desde la infancia. Era el lugar al que volvía siempre para descansar, comer y estar rodeado de sus seres queridos. Después de llevar más de 10 años deshabitada, decidimos restaurarla manteniendo su esencia y respetando la arquitectura tradicional alpujarreña.

Manolo, profesor de autoescuela, no se lo pensó ni un momento ante la oportunidad de cambiar el ruido de la ciudad y los coches por la tranquilidad de la Alpujarra. Jaime se dedicaba al mundo de la moda, y tras largos años de estrés y trabajo, decidió recuperar sus recuerdos de la infancia en Pórtugos para compartirlos con los demás. Tras unos años de dedicación y de mucho esfuerzo e ilusión nace La Placeta Guesthouse.

Nos hace felices estar aquí, trabajar día a día por crear un espacio diferente, en el que nos hagamos mejores poco a poco, rodeados de vivencias únicas y placenteras. Un lugar donde disfrutar, sentirte vivo y dejar atrás las preocupaciones.

Porque compartir es uno de nuestros valores. Queremos que vivas la experiencia, que vivas La Placeta.